lunes, 28 de febrero de 2011

Empezando el 2011 con la Mira en 2014



            Y un día Vázquez reapareció. Y se convirtió por una semana, por lo menos, en el centro de la atención de los medios de comunicación y, por ende, de la ciudadanía. Los catedráticos y los profesionales de la opinión se pasaron días y días buscando razones y consecuencias de la salida en escena del ex–Presidente. Sus más fervientes seguidores pasaron a sentir un triunfalismo desmesurado que contagió a más de un periodista que no se despeinó al anunciar que la carrera estaba ya ganada. Sin embargo, y más allá de todas esas consideraciones, lo más importante es que terminó de definir el mapa político de nuestro país desde aquí hasta las Elecciones Nacionales de 2014.

            Para bien o para mal, queda a criterio de cada uno que visión prefiere, la realidad marca que ya están casi todos los Candidatos a la Presidencia de la República en 2014. Casi todos están, por no decir todos, porque a más de tres años y medio del acto eleccionario, en un país que no se vanagloria de cambios drásticos en ningún área de su quehacer, los principales referentes políticos ya están marcando el camino a la interna de cada uno de sus partidos con la proa puesta en noviembre de 2014. Y si alguno falta definir si será candidato, en realidad está en plena lucha interna por su supervivencia y no se lo puede aún descartar de la carrera por el sillón presidencial.

            Volviendo a Vázquez, la salida a escena del oncólogo más famoso del país terminó por marcar el futuro interno del oficialismo. Aunque es importante recordar el estilo “contradictorio” de los dichos y las acciones del ex-mandatario, es una semana se mostró como soporte principal del gobernante actual, cercano a posturas de los sectores más izquierdistas de la coalición y en franca oposición al Vice-Presidente y su equipo económico. Aprovechando un centro periodístico, de los que siempre le llegan, mostró su postura actual señalando a Sendic, como portador de apellido famoso, como su posible compañero de fórmula. Igualmente, minutos después, indicó que existían otros nombres factibles para la candidatura, tantos como perfiles diferentes pueda querer manejar llegado el caso. Ahora en el FA será difícil asomar la cabeza para 2014.

            En el Partido Nacional, el segundo partido político en votos en 2009, tiene la interna más convulsionada del espectro político. Sin embargo, los referentes políticos parecen firmes por más críticas que reciban. Larrañaga, cuestionado por su postura demasiado cercana a Mujica, no parece tener rivales a la interna de Alianza Nacional. Los nuevos grupos, principalmente organizados en el entorno de los Intendentes del interior del país, le aseguran su apoyo pero con su propia lista al Senado. Lacalle, pasada la autocrítica electoral, si bien parece tener más dificultades para pensar en una nueva candidatura, sigue teniendo la decisión en sus manos. Por más que a la interna de Unidad Nacional lo critican, nadie puede desplazarlo. Su capacidad de propuesta y su sólido apoyo popular, por lo pronto entre los votantes del ala herrerista de los blancos, le aseguran tener el sartén por el mango. A tal punto es capaz de definir él mismo su futura candidatura que parece dispuesto a ponerse a un costado a esperar que el paso del tiempo, y el desgaste de sus críticos, le permita reaparecer como el “salvador” del sector y el único capaz de arrebatar la candidatura del nacionalismo a Larrañaga.

En el Partido Colorado, el tercero en discordia en una carrera presidencial, la situación aparece como cantada. Bordaberry será el candidato presidencial colorado. Cada vez más, el Senador y líder de Vamos Uruguay se muestra como el principal referente partidario. Si “Propuesta Batllista”, con Amorin y Viera a la cabeza, pensaba que la centralidad de Bordaberry iba a caer luego de la Elección 2009, se han equivocado. La diferencia entre VU y PROBA ha aumentado en la consideración de los colorados. Basado en su superioridad en los órganos de decisión del partido y la falta de capacidad de PROBA para sobresalir en la escena política, se le hace muy sencillo a Bordaberry aumentar su apoyo entre los colorados. Sin embargo, la facilidad con que el nuevo líder podría imponerse a la interna es un problema electoral importante para el Partido Colorado en su intención de pelear por un lugar en el próximo Ballotage.

Más allá de las internas de cada uno de los partidos, es importante analizar el estado de situación de la opinión pública con respecto a los partidos políticos. Aunque parezca mentira, para poder realizar este análisis se encuentra disponible solamente una encuesta de noviembre de 2010. FACTUM, de Eduardo Botinelli, es la única consultora que se ha preocupado por indagar en este tema. Otras encuestadoras se centraron en la evaluación de la marcha del gobierno de Mujica e infieren de ellos aparentes cambios en la opinión. Sin embargo, para este análisis, preferimos datos directos sobre cómo se paran hoy los uruguayos. Apoyado en ese trabajo, y en la señalada estabilidad del voto en Uruguay, veamos algunas ideas que se pueden extraer de los números.

            Lo fácil de ver es que, a un año de la Elección 2009, los tres partidos políticos más importantes del país ven caer su apoyo electoral. Por más que, en los partidos tradicionales, los líderes siguen siendo los mismos que un año atrás, un importante número de sus votantes, tanto colorados como blancos, aparecen expectantes de sus futuros movimientos para definir qué postura tomarán. La “izquierda” también sufre una importante caída en su apoyo, mientras los partidos menores aparecen como más cercanos a repetir sus menguadas votaciones anteriores. El único partido que parece fortalecerse es el de los “desilusionados” políticos. Si bien las Elecciones Departamentales de 2010 ya mostraban que uno de cada diez uruguayos renegaba de los partidos, todos esperaban que fuera un suceso puntual. Sin embargo, meses después, el mismo porcentaje de uruguayos parece alejado de los políticos y sus organizaciones.

            
            Más allá de todo ello, es necesario analizar las tendencias para poder sacar alguna idea en limpio. Si nos fijamos en el mismo trabajo de  FACTUM pero realizado un par de meses antes, otras sorpresas pueden aparecer. Si bien los tres partidos principales caen de setiembre a noviembre, el Frente Amplio cae mucho más que los partidos fundacionales. Sin embargo, los frenteamplistas desilusionados no cruzan la frontera hacia los partidos tradicionales. A su vez, lo mismo sucede a la inversa. Entonces, todos esos votantes se refugian en el voto en blanco o anulado, el cual se duplica en dos meses, pasando de 5% al 10%. Sin embargo, más allá de la caída generalizada, la distancia entre los dos bloques, si bien cae un par de puntos porcentuales, parece que se mantiene en dos dígitos, rondando el entorno de los 10%.


            A esta altura, y relacionando todo con el comienzo del artículo, es posible que alguien señale: “pero aquí falta saber cómo influye Vázquez y su candidatura en el voto de los uruguayos”. Por ello se hace útil analizar los datos de “voto personalizado” que FACTUM también provee. Que Vázquez sea el candidato del FA hace aumentar el caudal electoral de la “izquierda” en cuatro puntos porcentuales; Lacalle y Larrañaga suman dos puntos a los blancos; mientras Bordaberry hace sumar tres puntos a los colorados. Así estamos parados los uruguayos a más de tres años de la elección.


De esta forma, si bien el 24% de los uruguayos, en condiciones de votar, ante la pregunta sobre a qué partido votaría en las próximas elecciones dice que no sabe a cuál votar o que votaría en blanco o anulado, un 9% si sabe a qué candidato votaría. Sin embargo, al interior del resto del grupo existen situaciones diferentes. Existe, por lo menos, un 3% que tiene por costumbre, según los datos de todas las elecciones anteriores, no votar a ningún político. Por ende, existe un 12% de uruguayos que serían el centro de la disputa entre los partidos que tienen posibilidades de ganar el sillón presidencial. Dentro de ese grupo, los “desilusionados políticos” estarían en el entorno del 6%, mientras los “indefinidos políticos” andarían en otro tanto.


 La lucha de Vázquez será, más allá de solidificar su actual base de apoyo, atraer nuevamente a sus huestes entre dos y tres puntos porcentuales para asegurarse la victoria, por lo menos en segunda vuelta. El Partido Nacional, además de resolver sus diferentes internas, tiene por delante un doble desafío. Por un lado, debe trabajar para que los votos de cada uno de sus líderes permanezcan sin importar quién sea el ganador de la interna, y, por el otro, tratar de mantener distancia con el Partido Colorado. A su vez, Bordaberry, debe exigirse para superar la distancia de siete puntos que hoy los blancos llevan en el camino por ser la alternativa en un eventual Ballotage 2014. Al mismo tiempo, ambos partidos tradicionales deberán ser capaces de, combinando dosis de “conflicto” y “cooperación”, erosionar la base electoral del FA, si es quieren volver a ser la mayoría del Parlamento en el próximo período. Los casi 10 puntos porcentuales que separan al FA del bloque tradicional, parecen demasiada distancia si se quiere pensar en una victoria de los partidos fundacionales en la próxima elección nacional.

No piensen que, como muchos otros, me quedo en un simple diagnóstico y no pienso aportar ideas sobre el cómo cada uno puede cumplir con sus objetivos. Sin embargo, el tema de las estrategias prometo que será un tema a tocar en el futuro cercano, seguramente más próximo al inicio del “2011 a la uruguaya”. 

14 comentarios:

Anónimo dijo...

No soy politologo, y me gustan los numeros. Leo que todos tienen que poner las barbas en remojo. en especial blancos y colorados, si el FA pierde y se va a los indecisos es por que no atraen.
En lo personal no me atraen por que no se la juegan son livianos al momento de marcar errores y lo peor no aportan ideas. El pit dice que no a la baja del iva ( no estoy de acuerdo) pero se la juegan. Tienen que proponer y propuestas concretas si no en el 2014 a llorar al cuartito

JOSE HARAN

Antonio dijo...

Muy buen análisis!!

Luis dijo...

Muy interesante y muy objetivo tu articulo. Yo tengo una teoria al respecto, que se que no todos compartiran.

La gente que abondono los PPTT para irse a voitar el FA fue porque sintio que este les ofrecia reformas economicas y sociales que los PPTT, demasiado recostados sobre sus respetivas alas mas conservadoras, no tenian condiciones de ofrecerles.

Hoy hay desilusion en buena parte de los votantes que asi emigraron ante la evidencia de lo poco que se ha hecho en ese sentido ( y ademas de como ciertas practicas que fueron muy criticadas por el FA cuando incurrian en ellas polliticos de los PPTT, continuan gozando de buena salud ). Hay un deseo de no volver a votar a estos nuevos politicos que tan rapido los han decepcionado.

Pero este deseo se ve frustrado precisamente porque los PPTT le estan ofreciendo al electorado la cara mas conservadora de que disponen. No hay atractivo para votarlos. Y ese electorado insatisfecho se refugia en la indecision o la decision por el voto en blanco.

Hasta que en la campaña electoral aparezcan frases infelices como las que emitio con profusion el candidato herrerista y los electores insatisfechos del FA regresen mansitos al redill con la cola entre las patas, ante la conviccion de que se les ofrece salir de guatemala para ir a guatepeor.

Urge una renovacion de candidaturas en los PPTT. Con candidatos que apunten mas al futuro, que ofrezcan soluciones a los problemas que afectan al ciudadano comun que no esta proecupado, por dar un ejemplo, por quien le va a cortar el pelo gratis o lo va a perfumar.

Y no creo que sea una buena estrategia tratar de recuperarlos por el miedo, diciendoles que peligra la democracia si se eligen gobiernos de izquierda o meramente populistas. Ese miedo fue el que durante años retuvo a los electores insatisfechos en el seno de los PPTT . Pero la barrera se ha roto y como el muro de Berlin no volvera a erguirse.

El electorado sabe que la izquierda ha gobernado Uruguay durante 6 años y nada de demasiado grave ha ocurrido en el plano institucional.

Y no le teme a los cucos importados tampoco.

Lo que el ciudadano si quiere y si entiende es quien y como va a hacer algo por mejorar la seguridad, la enseñanza, la salud y sobretodo el nivel de empleo. Y si nadie tiene ideas concretas y creibles para proponer y un candidato que con su solo currriculum no desmienta las posibilidades de encararlas, de nada sirva que encotremos uno, dos muchos arsenales. La gente no volvera a nosotros solo por miedo a los demás

Carlos dijo...

Excelente Sebastiàn!!!

Anónimo dijo...

"CAMINANTE NO HAY CAMINO, SE HACE CAMINO AL ANDAR..."

Jacqueline dijo...

acabo de leer atte, me detuve en el comentario de Luis y Josè... y qùè panorama se plantea allì!!! tu pensamiento exactamente como se plantea allì... y què pena lo de estar pensando en lo electoral a esta altura con tantos y tantos problemas para resolver ahora... serà que uno està desbordado de oìr y presenciar tanto pero tanto dolor a diario????

JUAN SERRES dijo...

No voy a comentar esas encuestas porque no creo ese resultado, nada más andar en las calles, todo el mundo sabe que hay intereses en las encuestas, cuando están a más de 6 meses de las elecciones empiezan a predisponer al electorado. cuando se acercan a la eleccion empiezan a decir la verdad pero solo al final cuando el elctorado ya está manipulado cuatro años. Es triste. Habría que prohibirlas de hacerlas públicas un año antes de las elecciones.

JUAN SERRES

La Ciudadana dijo...

Hola Sebastián,
la verdad es que en lo personal, no veo al PC hacer mucho, salvo algunas intervenciones fuertes de Fitzgerald y de Ope, después, nada.
Del PN, lo de Larrañaga para mi, que lo veo de afuera y que tendré que poner o no mi voto al candidato blanco, no lo voto ni loca, su mensaje pasó de conciliación a "amén".

Vázquez es como Moria, ama las cámaras, pero por sobre todas las cosas, ama el poder, y no se va a ir fácilmente, hizo mucha guita él, el hijo se forró, Nin ni hablemos.

Si el pueblo tiene mala memoria, bueno, tendremos el gobierno que nos merecemos. HOy te digo, la oposición no existe, y si están no se nota, porque el FA tiene un manejo goebbelsiano impecable, capacidad que los PPTT no tienen.

Fijate sino, cada vez que viene una pálida inventan alguna distracción y todo el mundo los sigue, primero los periodistas, grandes artífices de que se sepan la mitad de las cosas.

MiltonUY dijo...

En una proyección pesimista de la marcha del gobierno se podría estimar que el crecimiento de los próximos años será no menor al 4,5%. Que se irá acumulando, obviamente. La tasa IED (Inversión extranjera directa) al menos superará la del período 2005-2009, y si los planes de vivienda solo llegaran a concretar el 50% de lo previsto, estamos en 30.000 soluciones habitacionales. En este marco una estimación muy conservadora dejaría a la tasa de desocupación en menos de un 6.5% (hoy es 5,4).
Con este panorama parece impensable que fieles o indecisos del FA dejen de votarlo. Y las encuestas irán reflejando año tras año. No veo sorpresas.

Robert dijo...

muy bueno Sebastián...

Victor dijo...

Muy buen informe, claro que aún mucho tiempo falta para las elecciones y obviamente el panorama político necesariamente va a variar. Un abrazo...

Anónimo dijo...

La verdad que con los fondos ajenos ,este gobierno es super!
basta solo con escuchar la palabra de la clase media , o a mi querida suegrita que gana solo $3.200 pesos de pension al mes ,a sus 86 anios!
lastima que esos "gurises" de 17 a 25 van a ganar unos cuantos pesos, sin haber marcado nada para la historia Uruguaya.
triste, muy triste

Christian dijo...

Que buen artículo Sebastián, felicitaciones!!

Alem dijo...

Gracias, Sebastián. Está interesante El Informante.

Publicar un comentario