viernes, 15 de julio de 2011

Aratirí, Interpelación y Después



Ya se acallan los ecos de la “triple interpelación” que ocurrió hasta hace unas horas en la Cámara de Diputados. Entre la molestia de la Oposición por el “recreo anti-informativos” llevado adelante por Baraibar y el Frente Amplio y el voto de una declaración que avala como “satisfactorias las explicaciones de los Ministros interpelados” que fue votada por el Oficialismo y el Partido Independiente, la maratónica sesión no dejó nada nuevo. Por eso, en la intención de arrojar luz sobre un tema que atañe a todos, me propongo concentrarme en algunos de los puntos, a mi entender, han estado por fuera del inconcluso debate sobre la Minera Aratirí…



Para empezar sería bueno tener una mínima idea de lo qué es realmente la “Minera Aratirí”. En realidad, para ser claros, estamos hablando de la “Minera Zamín Ferrous” de India. La misma tendría varios proyectos mineros en Africa y América del Sur. La empresa Minera Aratirí llegó a nuestro país en 2007, para realizar trabajos de prospección, exploración y explotación del suelo en Durazno, Cerro Largo, Florida y Treinta y Tres. La empresa está terminando los estudios para conocer la cantidad y calidad del hierro, que se encuentra en campos ubicados en las inmediaciones de Pueblo Valentines, Cerro Chato y Paraje Las Palmas. Si todo sale como se piensa, la inversión, si la calidad y cantidad del hierro la hace “viable”, está estimada en 3.000 millones de dólares con una producción mínima de 10 millones de toneladas anuales. La intención de Aratirí es exportar 18 millones de toneladas anuales de hierro a China, fundamentalmente destinado a la industria siderúrgica, con una explotación de 30 años.



La zona utilizada por la minera Aratirí cubrirá, en funcionamiento, una extensión de 11.500 hectáreas y la empresa se reserva el uso de 120.000 hectáreas para actividades de prospección y exploración. Los departamentos de Treinta y Tres, Florida, Durazno y Cerro Largo se verán directamente afectados, además de Lavalleja y Rocha, por donde pasará el minero-ducto que llevará el hierro hacia un puerto que se construirá en La Angostura, próximo al balneario La Esmeralda.



Este proyecto, que sería la inversión más grande de la historia económica nacional, incluye la explotación de cinco minas: Uría, Morochos, Mulero, Maidana y Las Palmas. La más grande es Uría, con 3 kilómetros de largo, 600 metros de ancho y 350 de profundidad. Además, se prevé la construcción de una represa de relave, de unas 2.400 hectáreas y de una represa de agua de 250 hectáreas. Solamente para desarrollar esta parte el proyecto, se estarían invirtiendo 2.000 millones de dólares. Otros 1.000 millones de dólares serían destinados a la construcción de un minero-ducto de 230 kilómetros de largo y que ocuparía unas 1.100 hectáreas, un acueducto y una terminal portuaria en la costa atlántica para la salida del mineral. Aratirí, o su grupo inversor dueño, ya están buscando un socio que compre el 49% del proyecto para hacer posible la tan costosa inversión que se proyecta. Aún, cuando en un principio, al propio gobierno nacional se le negó la necesidad de buscar otros inversores para el proyecto. Sin embargo, el gobierno nacional no ha pensado en esta búsqueda de la empresa como la puerta para asociarse al proyecto y permite que las acciones sigan a la deriva.



Se estima que la construcción de todo el proyecto llevaría unos dos años y durante la fase de construcción emplearía directamente a entre 2500 y 4000 personas, mientras que en la fase operativa, para el funcionamiento en sí mismo de la empresa, se emplearían directamente a unas 1100 personas y se podrían generar cadenas productivas y trabajos indirectos por entre tres y diez mil. Ese es el incentivo para el Uruguay.



            Un detalle importante para entender cómo Aratirí ha logrado tanto interés del gobierno nacional, además de los números económicos, es la cabeza que ha elegido la empresa para el proyecto en nuestro país. El Ing. Fernando Puntigliano es el “country-manager” de Aratirí en Uruguay. Cuando la empresa llegó a Uruguay, en 2007 y durante el gobierno del Dr. Vázquez, el destacado técnico era el Presidente de la Administración Nacional de Puertos. Bien valorado, por propios y extraños en política, por su trabajo en el relanzamiento del Puerto de Montevideo, sorprendió cuando anunció que dejaba el ámbito público para el segundo mandato de la izquierda y pasaba a desarrollar tareas “en un emprendimiento que cambiaría el país para siempre”. Y parece que para nada mentía cuando hizo ese tipo de declaraciones.



            Más allá de todo ello, la interpelación de ayer, que intentaba traer “luz” sobre el proyecto, quedó en la nada. Hubo preguntas de la oposición, pero las respuestas fueron pocas, largas y sin el contenido necesario realmente. Los tres Ministros demostraron buena predisposición al concurrir, pero no tanta al explicar. Todo está en veremos, como dice en propio Puntigliano, hasta que la empresa no termine de definir si es viable o no la inversión. Hasta el nuevo Código Minero está en veremos, esperando la ratificación final por parte del Parlamento. Con suerte, la misma llegará a fines de año.



            No obstante, la interpelación fue criticada desde tiendas oficialistas. El propio Presidente Mujica le destinó parte de su audición radial. En la oportunidad, el mandatario atacó a la oposición, como lo hace cuando no le gusta el posicionamiento de la misma, al decir que: “…hoy hay una inusitada convocatoria de tres ministros. Si esto no es poner palos en la rueda no sé qué es poner palos en la rueda. No tengo recuerdo nunca de una convocatoria tal por algo que está a estudio. Hubiéramos precisado una participación nacional, pero no fue por actitudes nuestras que no se dio”.



            La interpelación fue llevada adelante por el Diputado Gerardo Amarilla, riverense con título en derecho y post-grado en derecho ambiental, y con las intervenciones de gran parte de los legisladores opositores, tuvo momentos únicos. Por ejemplo, la sesión se terminó desarrollando en la madrugada luego de la jugada política del oficialismo, a la que llamaremos “anti-informativos”, que se efectivizó en un cuarto intermedio entre las 19 y las 21 horas. Sin embargo, en la misma no se tocaron al menos tres, pueden ser más, de los puntos más importantes relacionados con este proyecto.



            Si bien muchos hablan de la “nacionalización del hierro”, como lo declara en los medios el Diputado José Carlos Cardoso, Herrerismo-Partido Nacional, la misma es realmente un sinsentido. El hierro pertenece a la nación como lo declara expresamente el artículo 4º del actual Codigo Minero. Lo que se quiere es la “estatización de la explotación hierro” como existe para el petróleo en el artículo 5º del mismo.



            El primer asunto del que nadie habla, y que salió a luz pública en las declaraciones de hace unas semanas atrás del propio autor del código, el Dr. Juan Andrés Ramírez, a Radio Carve, en el programa “Cierre de Jornada”, es por qué al Estado no le conviene ni estatizar, ni llamar a licitación para la explotación del mineral. La razón sería que debería pagarle una importante suma de dinero por daños y perjuicios a Aratirí, que fue el descubridor del yacimiento, si la misma no es la empresa que ejecute el proyecto. El Estado estuvo omiso, según Ramírez, al no hacer uso de la “reserva de la explotación”, con lo cual ahora tiene un “costo importante” no trabajar con Aratirí. Hasta licitar la explotación estaría vedado económicamente debido a este hecho.  De haber utilizado ese “derecho”, el Estado hubiera podido hacer una licitación internacional para la explotación en la cual solamente debería dar una “ventaja” a Aratirí por ser el descubridor original del yacimiento en cuestión.



De esta forma, la duda que quedaba a mucho sobre la obstinación del gobierno nacional en que Aratirí “salga o salga” tiene una explicación lógica. Es más, el asunto nos llevaría a 2007 y los años siguientes, la administración Vázquez podría ser la responsable de la incómoda situación actual del gobierno de Mujica. Y las respuestas a las preguntas también deberían venir de las autoridades de aquella época.



El segundo punto al que me quiero referir, que si está más en boga en los medios y el Parlamento pero no manejado de una manera “científica”, es el asunto del Canon que Aratirí deberá pagar al Estado durante los años que dure su explotación del hierro. En este punto queda mucho por entender y saber. El actual Código Minero, y su decreto reglamentario, expresan:



“El porcentaje del Canon de Producción será:



A) Para los yacimientos de la Clase III


a) Para los primeros cinco años de explotación: 5%. Este
porcentaje se compone de: un 2% de Canon estatal y un
3% de participación para el propietario del predio
superficial.


b) Para los años siguientes será del 8%, que se
compone de: 3% de Canon estatal y un 5% de
participación para el propietario del predio superficial.”



Sin embargo, en las modificaciones presentadas por el Poder Ejecutivo, aún a consideración del Parlamento, el inciso b) desaparece, y queda establecido como Canon Fijo el que esta detallado en el inciso a). De esta forma, al Estado, por aproximadamente 30 años, le quedará el 2% de lo que facture Aratirí. El otro 3% es para los dueños de los predios en los que se desarrolle el proyecto minero. Además, en el nuevo código, se le impondría a la empresa la obligación de destinar para el mercado interno, a precio FOB, o sea, valorados en puerto de salida, el 15% de lo que anualmente sea producido por el emprendimiento. Lo que se busca con ello, podría pensarse, es que el proyecto permita establecer algún tipo de “industria siderúrgica nacional” al asegurar un porcentaje fijo de materia prima para emprendimientos afincados en el país.



            La pregunta que todos se deben estar haciendo es si es justo el Canon que pagaría Aratirí en función de los riesgos ambientales a los que podría enfrentarse el país ante la minería a cielo abierto que propone la empresa. Hace una par de semanas el Economista Ambiental Marcelo Caffera hizo declaraciones al Semanario Brecha sobre la futura minera en las cuales ingresa a este espinoso tema. “…En mi opinión la pregunta fundamental no sería minería sí o minería no. A mi juicio, arriesgado de nuevo, la pregunta fundamental sería más bien: ¿Cuánto le vamos a cobrar de canon a la minera que explote ese yacimiento de hierro y cómo vamos a distribuir lo recaudado?..”.



            El profesional aclara que existen, por lo menos, tres impactos ambientales que el proyecto trae consigo: 1) desaparición de 6210 hectáreas de suelo, por lo menos, que tienen valor productivo y como ecosistemas; 2) desaparición de algunos quilómetros de costa por la construcción del puerto en Rocha; 3) el uso, impacto o desaparición, no hay estudios sobre el tema, en reservorios de agua en la zona afectada. Existirían ciertos beneficios como la creación de nuevos reservorios acuáticos artificiales. No obstante, al día de hoy no existen estudios económicos-ambientales que permitan establecer en “plata” lo que significarían éstas externalidades o impactos ambientales.



            Por todo lo anterior, no hay forma de saber si es justo el canon propuesto. Si se puede establecer que difícilmente el “Canon Justo” haga inviable económicamente el proyecto. Ni siquiera dando por cierto lo que dice el propio Caffera: “…me sorprendería que la internalización de los impactos ambientales haga el proyecto inviable desde un punto de vista económico. Esto por el valor, la cantidad y la calidad del hierro en cuestión…”. De esta forma, el profesional concluye: “…no debemos descapitalizarnos… Explotemos el hierro que heredamos. Pero invirtamos el capital…”. La decisión de cuánto cobrar de canon es política. Y esa debería ser la pelea a dar en el Parlamento. Debemos lograr un “Canon Justo”, más allá de las posibilidades futuras de desarrollo económico que podrían surgir a partir del hierro.



            Por último, por lo menos por ahora, el tercer punto al que, si bien ha sobrevolado el ambiente, no se le ha hincado el diente es el tema del después. Si, aunque parezca absurdo, el después. ¿Qué hacemos con el resultado de la explotación del hierro en materia de destrucción? Los Ministros durante la interpelación dijeron que está prevista una reconstrucción paisajística del terreno ya que la reparación es inviable. Sin embargo, en ningún lugar aparece escrita tal obligación de la empresa. Menos aún, por lo pronto, está previsto de qué manera la empresa deberá reconstruir el paisaje de la zona en cuestión. Este asunto es tan importante como los anteriores porque es lo que vamos a dejar para las generaciones futuras que vivan en los alrededores de Aratirí.


            La interpelación, como todas en los últimos tiempos, no ha arrojado información relevante. Y no me preocupa por los políticos opositores. La realidad es que la interpelación es para informar también a la ciudadanía. A eso se negó, de alguna manera, el oficialismo al pedir un cuarto intermedio para que la interpelación no fuera el centro de los informativos centrales de televisión abierta. Poco me importa si así varios políticos se perdieron la oportunidad de aparecer en pantalla. El asunto es que así se prohibió a una importante porción de ciudadanos, los más alejados de la política y también los más humildes, de informarse de un tema que va a afectar a la sociedad uruguaya por mucho tiempo. Eso es lo que verdaderamente indigna de la medida. Igualmente, aún queda mucho tiempo por delante antes de conocer el final de esta novela. Esperemos que todos nuestros representantes estén a la altura de lo que la historia está poniendo en sus manos...

16 comentarios:

Anónimo dijo...

INTERESANTE TU ACLARACION SOBRE QUIEN DIRIJE ESTE PROYECTO Y SOBRE EL CODIGO DE MINERIA

El Ing. Fernando Puntigliano es el “country-manager” de Aratirí en Uruguay. Cuando la empresa llegó a Uruguay, en 2007 y durante el gobierno del Dr. Vázquez, el destacado técnico era el Presidente de la Administración Nacional
de Puertos.


El primer asunto del que nadie habla, y que salió a luz pública en las declaraciones de hace unas semanas atrás del propio autor del código, el Dr. Juan Andrés Ramírez, a Radio Carve, en el programa “Cierre de Jornada”, es por qué al Estado no le conviene ni estatizar, ni llamar a licitación para la explotación del mineral. La razón sería que debería pagarle una importante suma de dinero por daños y perjuicios a Aratirí, que fue el descubridor del yacimiento, si la misma no es la empresa que ejecute el proyecto. El Estado estuvo omiso, según Ramírez, al no hacer uso de la “reserva de la explotación”, con lo cual ahora tiene un “costo importante” no trabajar con Aratirí. Hasta licitar la explotación estaría vedado económicamente debido a este hecho. De haber utilizado ese “derecho”, el Estado hubiera podido hacer una licitación internacional para la explotación en la cual solamente debería dar una “ventaja” a Aratirí por ser el descubridor original del yacimiento en cuestión.

En las modificaciones presentadas por el Poder Ejecutivo, aún a consideración del Parlamento, el inciso b) desaparece, y queda establecido como Canon Fijo el que esta detallado en el inciso a).
De esta forma, al Estado, por aproximadamente 30 años, le quedará el 2% de lo que facture Aratirí.
El otro 3% es para los dueños de los predios en los que se desarrolle el proyecto minero.

Además, en el nuevo código, se le impondría a la empresa la obligación de destinar para el mercado interno, a precio FOB, o sea, valorados en puerto de salida, el 15% de lo que anualmente sea producido por el emprendimiento.

Lo que se busca con ello, podría pensarse, es que el proyecto permita establecer algún tipo de “industria siderúrgica nacional” al asegurar un porcentaje fijo de materia prima para emprendimientos afincados en el país.

Como tu explicas con el nuevo codigo minero y el ex del gobierno de Tabare vazquez,lamentablente el pais se ve impedido de nacionalizar el cobre...
la inbterpelacion dejo mucho que desear...

Anónimo dijo...

Bah! Decir que el cuarto intermedio, prefiero llamarlo "anti-circo-mediático" en lugar de "anti-informativo", coartó a los canales de televisión la posiblidad de brindar información a la ciudadanía es a su vez un circo intelectual barato.
Nada impide ni impidió a los canales grabar y emitir los pasajes más relevantes de la interpelación en un programa especial, incluso con todos los invitados al piso que se quiera.
Lo que se quiso con el cuarto intermedio no fue "evitar la filtración" de información a la población sino impedir un circo mediático por parte de los cusquitos nacionalistas.

Anónimo dijo...

No es exacto decir que Z.Ferrous "descubrió" estos yacimientos...los exploró, los estudió, pero, ya se conoce el potencial de la región desde hace tiempo, Vivián Trías escribió un texto sobre su nacionalización "el hierro es nuestro"...El tema es una cuestión especulativa, el precio de los mal llamados "commodities", recursos naturales no renovables está a un nivel altísimo (150 USD$/tonelada)que vuelve interesante explotarlos aunque no tengan tan alta concentración (30 por ciento aprox)...si los mercados llegan a desplomarse,nadie puede asegurar que el interés para la empresa siga siendo el mismo....salvo si...exploten otros metales, tierras raras (coltán, etc)...y nada más dudoso de que sea la propia Zamin que se haga cargo de la explotación. En realidad, luego de la interpelación, la incognita sigue la misma, totalmente de acuerdo. Así lo querían.-(

F dijo...

Muy bueno el informe. Lo escribiste vos? Saludos desde http://delagro.blogspot.com/

octavio dijo...

Lo cierto es que nadie está haciendo las cosas con seriedad y veracidad.
Asi es como se operaba en los tiempos de la consquista : se imponía el deseo del conquistador.
El delincuente que usurpa la presidencia vino a decir que nos sobraría la plata.¡ que atorrante !
La verdadera cuestión es ¿ en qué nos molesta el hierro allí ? ¿nos molesta ?
Parece que no.
La otra cuestion es ¿ en qué usar el dinero ?
No hoy no habrá nada planificado.Estos sinveguenzas le darán destino a su capricho circunstacial, entonces veremos como se hace humo en un montón de estupideces típicas de los delincuentes que gastan el dinero fácil a troche y moche y al final nada queda.
Una gran sinverguenzada que tiene su origen en el inefable artista , el gran caradura de todos los tiempos : tabarev vazquez

Anónimo dijo...

Podrían poner los comentarios en negro por que cuesta leerlos en el color blanco actual.

Gracias

Henry dijo...

HE LEIDO EL INFORME SOBRE LA INTERPELACION A LOS MINISTROS SOBRE ARATIRI Y ME RESULTO MUY INTERESANTE

Anónimo dijo...

muy bueno! pero creo que el tema polémico es el impacto al ecosistema, no la imposibilidad de que se nacionalice el hierro... pero creo que al final pretendes hacer incapié en eso.

Anónimo dijo...
Este comentario ha sido eliminado por un administrador del blog.
frme dijo...

MUY BUEN INFORME, CON MI GRUPO DE AMIGO CONSIDERAMOS QUE EL PUNTO DE DISCUSIÓN DEBE SER EL DE QUE A QUÉ MODELO DE PAÍS APUNTAMOS? CUÁL ES EL CRITERIO QUE TENEMOS PARA SABER SI UNA INVERSIÓN ES BUENA O NO PARA URUGUAY? ESE CREO QUE ES NUESTRO PRINCIPAL PROBLEMA QUE AUN NO HEMOS RESULETO.
sALUDOS, FRME, DESDE ANTICONTRADICTORIO.BLOGSPOT.COM

Anónimo dijo...

Si no se puede medir el costo del impacto ambiental es en realidad por que no se sabe hasta donde llegara el mismo, la pregunta es vale la pena? El hierro ya es nuestro partiendo de esa base lo lógico es decir "vamo a medias" y eso es salir perdiendo ya que el país tendra que afrontar después el desastre ecológico por que lo más seguro es que después se borren. Y por último no puedo dejar de mencionar las sospechas de coimas y de mafias involucradas en un negocio tan grande. ¿O qué, vamos a descubrir hoy que un par de millones de dolares son más fuertes que ciertas morales?

Anónimo dijo...

a) Zamin no es una minera, es una consultora que está haciendo el trabajo para venderlo, seguramente a Vale (Gran minera brasilera).
b) Puntigliano y cia. se dedican a mentir y mentir, sobretodo a los dueños de los campos, que son los mas perjudicados. Y no hablo de terratenientes, simplemente de gente que posee 100 o 200 has para uso propio.
c) Nadie habla de lo que se va a perder en ganaderia y agricultura, no son campos llenos de piedra los que estan utilizando, son campos que tienen un indice coneat arriba de 100. Y, que por cierto producen mucho y bueno.
d) Lo peor es la presión que ejercen sobre los dueños de los campos, sino te gusta su propuesta presionan con todas las armas que tienen.
e)Ningun escritorio juridico quiere hacer nada contra ellos, incluido el sr. Juan Andres Ramires (me conta, recorri todos los grandes, y los medianos y nadie "tiene tiempo" para presentar algo contra la empresa)

Oscar dijo...

Muy bueno tu trabajo Sebastián, te invito a leer mis cuatro artículos sobre el mismo tema.

Aratirí y sus pro (I) Empleo
http://lascosasdenestor.blogspot.com/2011/06/aratiri-y-sus-pro-i-empleo.html

Aratirí y sus contra (II) Modificación del terreno
http://lascosasdenestor.blogspot.com/2011/06/aratiri-y-sus-contra-ii-modicacion-del.html

Aratirí y su marco conceptual (III): Posiciones Políticas
http://lascosasdenestor.blogspot.com/2011/06/aratiri-y-su-marco-conceptual-iii.html

Aratirí y sus competidores (IV) Orosur y Ferrominas
http://lascosasdenestor.blogspot.com/2011/07/aratiri-y-sus-competidores-iv-orosur-y.html

Saludos

Gabriel dijo...

La verdad es que me parece un trabajo bastante serio y abarcativo de muchos temas que tus colegas no abarcan. De todas formas seria interesante suguiera en la misma senda investigando quienes son los competidores de Aratiri en sus alrededores (hoy brindando con champan en la camara de diputados ) y quienes son sus "facilitadores" u "lobbistas politicos".
Otro detalle importante : no existen avaluadores ambientales reconocidos en este medio, por lo que es como las inmobiliarias....tasa cualquiera

Anónimo dijo...

Lamentablemente y como ha sido y es normal en nuestro país todo queda en manos de aficionados al tema. Se toman decisiones que en otros lugares significarían la carcel por el daño que se le ha realizado a la nación.
El daño ambiental debe ser estudiado y medido, para saber como y por que medios se podrá minimizar el mismo.
Enfín, los temas a estudiar antes de realizar un negocio de este tipo son muchos, pero lo triste es que desde el vamos se ha hecho todo mal.
Deseo pensar que ha sido por incapacidad y no por lo que se dice en la calle de los políticos. "son todos unos chorros". Espero que tomen este tema en serio y se reivindiquen con el pueblo.
Gracias por su aporte al tema!

Vamos a andar... dijo...

El hierro y los yerros
http://verdevilla.blogspot.com/2012/01/el-hierro-y-los-yerros.html

Hace mucho tiempo que escuchamos lo catastrófico de este proyecto, movilizaciones en contra, mesías que se autoproclaman ser los únicos defensores del medio ambiente, salvadores del Uruguay Natural y que, por cierto, nos salvarán de las garras del imperialismo feroz y salvaje que nos viene a robar los recursos naturales. Afirmaciones que no hacen más que directa e indirectamente tratarnos a todos los ciudadanos uruguayos, profesionales, técnicos, políticos e incluso sus instituciones, de ser un grupo de negados al razonamiento, por el solo hecho de no compartir muchas de sus afirmaciones. Este grupo de iluminados lamentablemente se mezclan entre aquellos que de buena fe no quieren que Aratirí realice este proyecto en la zona, los mismos que elevaron un informe técnico contra BOTNIA desde la Facultad de Ciencias que fuera cuestionado fuertemente por sus pares, Asamblea Popular o Asamblea del Callejón por nombrar algunos de ellos.

Utilizan los mismos métodos que utilizaron para oponerse a BOTNIA hoy UPM, transpolar la tragedia de la minería a cielo abierto comparándola con explotaciones de minerales en otras partes del mundo que nada tienen que ver con este emprendimiento, similar a lo que sucedió con BOTNIA hoy UPM. El NO A LAS PAPELERAS revoloteó por años en la prensa y así poder comparar ese emprendimiento con el de Valdivia o Pontevedra que sí eran papeleras y que utilizaba tecnología obsoleta, hoy después de repetir mucha información vieja y mentir por años, UPM funciona y no hay ni miras de que contamine o se cumplan las prometidas tragedias apocalípticas de este grupo de Noístas.

Publicar un comentario