jueves, 31 de marzo de 2011

El "Video" y la Desinformación



En menos de un mes, por lo menos desde que se tomó estado público la situación, el affaire del “Video” ha tenido innumerables mojones. Desde la publicación de “Búsqueda” hasta la “auto-expulsión” que el “Movimiento de Participación Popular” decretó del Senador Saravia, por votar con la oposición la Interpelación de dos Ministros, el asunto no ha dejado de tener consecuencias. Los claroscuros, las sinrazones, las contradicciones, los contragolpes, los silencios, las declaraciones, todo ello y mucho más es el centro de esta nueva nota titulada “El Video y la Desinformación”.

Voy a empezar pidiendo disculpas. Por lo menos estoy pensando en dos razones para hacerlo. Primero, voy a hacer un impasse en el análisis de los partidos políticos, por lo menos por estos días. Segundo, la nota es un poco larga. Sin embargo, es imposible dejar afuera las muchas aristas del asunto del “video”. Sé que no te gusta leer por demás, pero si de alguna manera todavía pansas que las cosas que pasan en política, a la corta o a la larga, afectan tu vida, no es tiempo perdido. Todos hemos estado hablando y opinando de este tema, y sería interesante que nos dejara algo este extraño suceso. Ahora que lo pienso, en realidad, las disculpas las debería dar el Presidente Mujica. Él, y su salida a escena con el “Video”, me hacen caer en los dos errores.

Comencemos por organizar el análisis. Para ello usaremos declaraciones y comentarios hechos por los principales actores, el Presidente, su Ministro de Defensa, su Ministro del Interior y otros actores político o gubernamentales, y los informes de prensa sobre el tema, de forma tal de tener una idea acabada de los hechos. El comienzo de este tema, por lo pronto para la opinión pública, lo podemos rastrear en el 10 de Marzo cuando el semanario “Búsqueda” publica la noticia de un presunto comando de militares uruguayos autodenominado “Ejército Nacional Libertador”, que amenazaba, a través de un “video” con realizar "operaciones" para liberar a los militares presos en la cárcel de Domingo Arena. En ese informe periodístico se daban detalles varios sobre el “video”, los cuales son resultado del cruzamiento de declaraciones de muchas fuentes, algunas que dijeron haber visto el video, ya que el semanario solamente tuvo acceso a un audio del mismo, sin dejar en claro cómo se hicieron del mismo los periodistas.

            En base al informe de Búsqueda, en el video, casero y de formato muy similar a los que emiten organizaciones terroristas como Al Qaeda o ETA, se puede ver a tres supuestos soldados, ataviados con uniformes de guerra y que cubren sus rostros con pasamontañas. Una bandera uruguaya cubre un atril que está por delante de quienes emiten el comunicado y sobre ella se posa un sable. La escena la completan una bandera de Artigas y otra de los Treinta y Tres Orientales. El comunicado lo lee el que está en el medio de los otros dos y, pese a que se trata de un video casero, Búsqueda asegura que “no es improvisado”. “Muestra de ello es que el supuesto soldado que habla parece estar leyendo un telepromter (aparato electrónico que refleja un texto previamente cargado en una computadora, en un cristal transparente que se sitúa en la parte frontal de una cámara)”, señala la publicación. En el comunicado leído en la grabación, transcripto por el semanario, los autores justifican su proceder expresando como motivos del mismo “la desarticulación progresiva de las FFAA (Fuerzas Armadas)” y “la situación de (los) camaradas en situación de retiro”, entre otras consideraciones.

            Ante las dudas de la existencia de dicha filmación, el 14 de Marzo, durante la gira presidencial en San Pablo, Brasil, Mujica aclaró que él tuvo acceso al “video”. El mandatario, en una conversación informal, aseguró allí a los periodistas uruguayos que lo acompañaban que él mismo pudo ver la filmación, según adelantó oportunamente el informativo de Canal 12 a través de su corresponsal en el evento, Mariano López.

            Y desde ese momento empezaron las contradicciones, los errores, los horrores, la desinformación, la distracción y, se podría decir que hasta, la deformación. Al día siguiente, todavía en Brasil, el mandatario contesto a los periodistas sobre el “video”:“No le voy a decir nada porque tenemos que investigar todo lo más que se pueda”, en un tono bastante ofuscado. Según informó Últimas Noticias, en ese momento, el Ministerio de Defensa es quien estaba llevando a cabo una investigación sobre el “video”. “Todo lo que diga se vuelve contra lo que tenga que investigar”, afirmó Mujica, a quien se lo notó molesto cuando fue consultado sobre el tema. Repreguntado sobre si había visto el “video” respondió: “Eso es cosa mía y de los que tengan que investigar”, dijo. “Los demás se callan la boca”, señaló. Hasta ese momento, 15 de Marzo, hasta el propio Ministro del Interior, Bonilla, dudaba del “video”.

            Sin embargo, el supuesto “video” tenía un pasado que no todos podíamos conocer. En Febrero, cerca de un mes antes que el tema tomara estado público, el primero en tener alguna información fue el Ministro Rosadilla, el que recibió una transcripción del mismo. De la misma manera, dos días después, al Presidente Mujica, un ex-integrante del MLN, le hace llegar un link para verlo, lo cual hace inmediatamente. En una reunión entre el Presidente y su Ministro se decide informar a algunas personas sobre el asunto, por las dudas que las amenazas pasen a los hechos. De esta forma, es Rosadilla quien se encarga, en los días siguientes, de reunirse con el Presidente de la Suprema Corte de Justicia y los principales líderes de los partidos políticos con representación parlamentaria. A todos se les entrega una copia de la transcripción pero no el link para ver en internet. Se les solicita a todos la reserva del caso, y en el caso de la SCJ se pide que la Justicia no investigue por el momento.

            Más allá de todo lo particular de la situación, luego de la publicación de “Búsqueda”, todos los dirigentes partidarios y de la justicia demostraron su rechazo enfático al contenido del “video”. A su vez, el Juez Díaz y la Fiscal Ferrero deciden abrir un expediente judicial, con “terrorismo” como caratula, para investigar sobre los autores de todo esto. Y en ese momento, con la justicia actuando, los partidos políticos liberados y la ciudadanía enterada, empezaron muchos más problemas para el gobierno.

            En esos días, en distintos momentos, el Secretario de la Presidencia, el Ministro de Defensa y el Ministro del Interior y el Encargado de la Inteligencia en el Estado, tuvieron que declarar ante los medios sobre el asunto. Breccia fue el único que dijo estar en conocimiento del asunto. En cambio, los otros funcionarios, los Ministros y el Encargado de la Inteligencia, informaron que ellos no habían visto el “video”, que no sabían si el Presidente lo había visto, que no conocían a nadie que lo hubiera visto y que se estaba investigando, aunque nadie pudo aclarar realmente quién lo hacía. Sin embargo, el 17 de Marzo, el Director de Información e Inteligencia declaró dudar de la existencia del mismo, que nadie le había entregado mayor información al respecto y que fue la Justicia quien le dio vista en el tema y no el Poder Ejecutivo. De esta forma, los días pasaban y seguía faltando la información oficial o de los medios de comunicación.

            Recién en este momento, entre el 21 y 22 de Marzo, el asunto del “video” llega al Parlamento. En las Comisiones de Defensa de ambas Cámaras del Legislativo se recibe a los Ministros de Defensa y de Interior. El fin, lógico, es que den mayor información y las explicaciones del caso a los representantes de los partidos políticos. La falta de claridad, sobre lo que podían llegar a declarar los secretarios de Estado, llega a tal punto que un legislador del Frente Amplio solicita la instalación de una pantalla para ver el “video”, aunque el mismo no obraba en poder de los Ministros. Sin embargo, algunos detalles del “culebrón del video” pudieron rescatarse de la comparecencia.

            Rosadilla, en su comparecencia en la Comisión de Defensa del Senado, informó que le preguntó al Presidente sobre si había visto el “video” y entonces “…él nos confirmó que había visto, que le mostraron imágenes vinculadas al documento escrito…”. “…El Presidente no tiene el video ni nunca lo tuvo. A él le mostraron estas imágenes; las vio, pero no le entregaron esta documentación, no la posee ni nunca la tuvo. Solamente se la mostraron…”, agregó. Sin embargo, las muchas dudas que quedaron en la oposición sobre el manejo del tema, llevaron a blancos y colorados a definir la interpelación, que realizarán en forma conjunta, a ambos Ministros.

            En declaraciones ante varios medios de prensa, el miércoles pasado, el mandatario generó demasiada ansiedad en el ambiente al anunciar que dedicaría su audición, “Habla el Presidente”, del día siguiente a tratar el asunto del “video”. Según sus declaraciones, todos habían hablado del tema y el que había visto el video, que era él, no había hablado. Por eso había que esperar a lo que dijera al día siguiente. Para analizar sus declaraciones, y en base a un trabajo realizado por periodistas del diario “El País”, voy a transcribir las declaraciones del Presidente en su audición y, luego, voy a agregar comentarios sobre las mismas, los que me parecen útiles para el análisis. De esta forma, el lector tendrá la parte medular  de la audición de Mujica y, dentro de la misma, una serie de números que los va a llevar a mis comentarios al final del texto.

“Hace semanas, muchas semanas, recibí la información de amenazas hechas por presuntos militares, anunciando eventuales acciones diversas, asunto que ha tenido una amplísima difusión y comentarios de todo tipo por todas partes en los últimos días. (1)
En aquel momento hace varias semanas, cuando recibí la información, lo primero que hice fue callarme la boca y promover una investigación a cargo de la Policía, como corresponde, para tratar de tener más elementos, porque en definitiva lo que recibíamos era una alarma. (2)
En materia de suposiciones, podíamos pensar cualquier cosa, podía ser desde un chiste de mal gusto, a una intención de intimidación o al intento de desprestigiar a las Fuerzas Armadas, o a líos entre sectores, o al afán de escándalo; o podía ser una contramaniobra de inteligencia, o podía tener origen en cualquier otra formación de carácter política. Especulando, especulando, podríamos llegar a diversas supuestas interrogantes y propuestas. Hoy pienso subjetivamente, pero puedo estar equivocado, que el verdadero intento era amedrentar al presidente. (3)
Pero lo primero, objetivamente, que hicimos fue tratar de investigar en silencio y no generar ninguna alarma, porque sencillamente era la manera de facilitar la investigación. Cuanto menos bulla y pamento, mejor para poder investigar.
Lo segundo que hicimos de inmediato, y por las dudas, fue que se informara de lo central que tenía esta información al señor presidente de la alta Corte de Justicia y a cuatro ciudadanos más, representativos de los partidos políticos del Uruguay, y punto. Y nada más. (4)
¿Por qué hicimos trasladar lo sustancial de esa información? Porque si a pesar de todas las dudas que teníamos y que tenemos, algo llegaba a estallar, teníamos claro que el Poder Ejecutivo debía responder en forma dura y fulminante y en ese caso, que quisiéramos que nunca se diera, la opinión de algunos ciudadanos advertidos podía ayudar a que en un clima de conmoción la ciudadanía se ubicara.
Cuando ha pasado el tiempo y todo lo que ha pasado, y visto en perspectiva, si nosotros no hubiéramos hecho ese informe a esos cinco ciudadanos nadie hablaría hoy de este asunto; sería una anécdota periodística y nada más. Sería un ruido de prensa y absolutamente más nada. (5)
Porque cuando nosotros dimos esos pasos pasaron varios días, semanas, sin que hubiera novedades en el país. Pero cuando salta una nota de "Búsqueda" que se hace pública, a partir de ahí se encendieron todos los motores, todas las especulaciones y muchos personajes de la política se sintieron en la imperiosa necesidad de hablar y de opinar. Es una cosa curiosa porque algunos de ellos, cuantas veces necesitaron, me han llamado por teléfono por esto o por aquello. Y he tenido una relación de enorme respeto y de consideración en todo este tiempo con la oposición. Eso me parece que no se puede negar, que es un dato de la realidad.
Lo que nosotros no podíamos manejar y por eso cometimos el error, si se quiere de buena fe, de informar a cuatro ciudadanos representativos de cada uno de los partidos políticos que operan en el Parlamento, lo que no podíamos saber es que la oposición había decidido hacernos la guerra y como tal se iba a comportar. Porque otra justificación no podemos encontrar. (6)
Porque es obvio que cuando apenas se tiene una alarma, lo primero que hay que hacer es investigar y al hacerlo la Policía se pone en contacto, como me consta, con el Poder Judicial y como tal procede. Pero lo que menos se debe hacer es contribuir a crear un clima que perjudica cualquier investigación. Esto está en la tapa del libro y es bastante elemental. (7)
En un primer momento pensé que el afán mediático de algunos actores políticos los llevaba a una situación un poco `vocinglera` si se quiere. En la medida que han pasado los días veo que la oposición tiene enormes dificultades, no encuentra... El país no anda tan mal, anda bastante bien, no quiere decir que no tenga problemas. Pero como hay que hacer oposición y hay que pegarle al presidente, por las dudas, cualquier monedita sirve. Y entonces, en lugar de tratar de aportar cuestiones útiles que puedan ayudar en estas cuestiones, en lugar de balancear antecedentes, de pensar, de ser discretos, se optó por el otro camino y se ha caído en verbalismos, en acusaciones de falta de profesionalismo, (8) por gente que ayer nomás, algunos de ellos, nos presentaban la foto de Berríos en Italia cuando le habían cortado la cabeza y lo habían enterrado en un arenal en el Uruguay, y cuestiones por el estilo. Realmente yo creo que pudiéramos discutir cosas mucho más interesantes y más útiles...
No; estamos discutiendo si hay un video o no hay un video y cuestiones por el estilo. (9) Realmente creo que nosotros hemos tenido una conducta de consideración y de respeto hacia la oposición, que se podría haber elevado un poco más la categoría del debate. Pero las cosas son así.

(1) Mujica afirma ahora que recibió "información". No admite, como si lo había hecho  antes, haber visto un “video”. Tampoco imágenes como después trascendió por los medios. Tampoco informa si existe un "audio" del mismo, lo que si hace “Búsqueda”. Y muestra su sorpresa por la "amplísima difusión" que tuvo el hecho, ¿qué esperaba?

(2) Como dijimos antes, el 17 de marzo, el director de Información e Inteligencia de la Policía, José Colman, afirmó que no vio el “video” y tampoco nadie de su entorno jerárquico. "Si el Presidente lo tuviera, lo enviaría a la DNII, que es el área de Inteligencia del Ministerio del Interior", expresó al diario La República. De hecho, la investigación judicial fue iniciada de oficio por el juez especializado en crimen organizado Jorge Díaz, a pedido de la fiscal Mónica Ferrero.

(3) Los Ministros, Rosadilla y Bonomi, restaron importancia a las presuntas amenazas que se desprendían del “video”, durante sus comparecencias ante los legisladores. "No parece ser muy seria la amenaza", dijo Bonomi.

(4) Fue el Ministro de Defensa quien entregó a los líderes partidarios "un papel", según la descripción de uno de estos dirigentes, con el texto literal de la transcripción del "audio" correspondiente a un presunto video. Hay que recordar que el primer comunicado hacía los líderes partidarios fue escrito por Rosadilla, desde su celular, con bastantes deficiencias ortográficas y sintácticas. Según la información original de "Búsqueda", Mujica puso al tanto de la situación, además, "a los ministros más importantes del gabinete, a la Suprema Corte de Justicia y a las principales jerarquías de las Fuerzas Armadas". Sin embargo, varios de sus colaboradores negaron estar informados del asunto ante los medios y los legisladores opositores.

(5) No queda en claro si el Presidente sugiere que alguno de los "cinco ciudadanos", representantes de los partidos políticos y la Suprema Corte, fue el responsable de que el tema adquiriera notoriedad pública. Sin embargo, ninguno de ellos tenía, por lo menos de los líderes opositores, la información suficiente como para respaldar la información que “Búsqueda” publicó.

(6) El Presidente no informó cómo obtuvo el material audiovisual, no dio detalles de su contenido ni lo entregó a la Justicia, a la que tampoco informó si posee copia de las imágenes para aportar como prueba. Nadie pretendió "hacer la guerra", sino aclarar un episodio que podía involucrar a las Fuerzas Armadas y a la Justicia, y que aparecía, cada vez más, envuelto en misterio y contradicciones.

(7) Fue el Ministro de Defensa, y no la Policía, quien le informó a la Suprema Corte de Justicia la posible amenaza que podía configurar el comunicado atribuido a presuntos militares. Además, Rosadilla solicitó a la Corte que se mantuviera al margen mientras continuaba la investigación de Inteligencia, según ha confirmado el vocero de la Suprema Corte Raúl Oxandabarat, desconociendo su deber como Funcionario Público.

(8) Alude a las palabras del senador Sergio Abreu en la comisión de Defensa del Senado: "Hay falta de seriedad, profesionalismo y transparencia por parte de Mujica y el gobierno", en referencia al “video”. Sin embargo, el Presidente olvida que es la función de la oposición es controlar a su gobierno, como él y sus correligionarios lo hicieron en el momento que señala, y que para ello pueden utilizar todas las herramientas constitucionalmente habilitadas.

(9) El Presidente Mujica parece olvidar que fue él quien declaró a un periodista, en vuelo de Montevideo a San Pablo, que había visto el video con las presuntas amenazas. "Sí, lo vi", dijo. El tema se instaló de lleno en la agenda pública cuando, poco después, dos de sus Ministros dijeron que no habían visto el video. Tampoco el Vicepresidente, ni el Presidente de la SJC, ni el Director de Inteligencia. Fue la contradicción en la cúpula del Poder Ejecutivo la que dio más relevancia al episodio.

            De esta forma, ofuscado por la situación, el Presidente decidió volver a inmiscuirse en el tema. A través de ello, el Presidente, en vez de resolver los enigmas planteados en torno al “video”, decidió pasar al ataque. En la misma, no dudó en atacar salvajemente a la “oposición política” por la actitud de crítica y reclamos que ha tomado, contra él, y su gobierno, en este asunto. Sin embargo, la Información que Mujica dio a los líderes de la Oposición es simplemente una carta que comenta la situación. No hubo detalles sobre el "Video" ni transcripción del contenido. De esta forma, la Oposición no pudo dar esa información a Búsqueda. Esto me fue confirmado directamente a mí por Lacalle, Bordaberry, Mieres y otras fuentes de los partidos.  Además, fue Mujica quien comentó haber visto el "Video" a los Medios. Se equivocó y ahora quiere distraer pegándole a la oposición por hacer su trabajo.

Más allá de ello, la primer víctima del "Video" ha sido la participación del Senador Saravia en el Movimiento de Participación Popular. La razón esgrimida, para "auto-expulsar" al legislador, es haber votado junto a la Oposición una interpelación a los Ministros involucrados en el affaire. No obstante, no hay que olvidar, entre muchas diferencias entre Saravia y el FA en su conjunto, también está presente en la dicisión el no voto a la "Eliminación de la Ley de Caducidad". Igualmente, parece estar aún por verse si Saravia dejará el FA, aunque aumentan las conversaciones con referentes del Partido Nacional. Lo que es más seguro, es que Saravia no piensa dejar la banca en el Senado. Si eso será un problema para el FA todavía está por verse. Sin embargo, aunque cueste imaginarlo, las desprolijidades del gobierno también continuaron con relación a las víctimas del "Video". El Coordinador de Inteligencia, Augusto Gregori, ex MLN, que ante las declaraciones de Mujica, quedaba francamente en un posición incómoda, había decidido renunciar a su cargo. Ante la renuncia, Mujica había decidido aceptarlo. Sin embargo, al día siguiente, se definió que, en primera instancia, permanecerá un tiempo más en el cargo. Una desprolijidad más relacionada a un asunto desprolijo de por sí. 


Parece que el asunto del “video” solamente es otra de las tantas maniobras de distracción que están llevando a cabo en los últimos tiempos. Como decir que fue a ver al Gral. Dalmao para saber sus condiciones de reclusión y salud, lo cual podía hacer de muchas otras maneras, cuando lo que quiso fue mandar una señal a la interna militar. Al hacer crecer el tema más de lo debido, en forma por demás innecesaria, el gobierno pareciera que llevó a cabo una operación de opinión pública. La razón no podemos saberla a ciencia cierta. Sin embargo, no podemos dejar de señalar que es demasiada casualidad que esto suceda al mismo tiempo en que la eliminación de la Ley de Caducidad, que promueve el propio Frente Amplio, parece estar cerca de lograrse. Los asuntos señalados tienen un protagonista en común: las Fuerzas Armadas.

Un último punto, que me parece importante señalar, es que la situación que vivimos es también culpa de los Medios de Comunicación, los que no cumplen con su misión, sin importar si es por desidia, incompetencia o incapacidad. Muchas de las preguntas, respuestas, conclusiones o análisis deberían haber sido realizados por los propios periodistas. Sin embargo, existe cierta pasividad. Parecen esperar que los actores sean quienes se hagan y respondan las preguntas. No han ido aún al fondo del asunto, ni parece que lo vayan a hacer. Seguramente, luego de la interpelación, el asunto pase al olvido. Espero que la ciudadanía lo tenga en cuenta en el futuro. No por un interés electoral, sino porque es la única forma de demostrar que hay una madurez suficiente en la democracia uruguaya para poder enfrentarse ante los hechos que parecen oscuros y extraños, aún cuando es su partido el que gobierna el país.

6 comentarios:

Anónimo dijo...

Sebastián:
1) tu análisis tendría que ser leído por los servicios de inteligencia, así se ordenan un poco en su investigación, si es que la hay.
2) lo inexplicable es que si uno quiere difundir un mensaje a través de cualquier formato, sencillamente lo hace. No anda con misterios.
3) salvo que el fin no fuera el mensaje en si y lo que se estuviera buscando fuera hacer tambalear a alguien vinculado a los servicios de inteligencia, como ser el coordinador, que podría estar molestando a dichos servicios.
‎4) una opción más sencilla es que tres bananas quisieron embarrar la cancha y después arrugaron.
Saludo!!!

Anónimo dijo...

Una y otra vez, nuestro presidente, a quién voté, entra en una cadena interminable de contradicciones.para gran alegría de la oposición,a la que le está facilitando el trabajo. Lamentable.Los frenteamplistas no sabemos si votar a nuestro partido de nuevo (pero alguien más joven)por estas senilidades, o volver a los rosados. Por ahora las aguas están más turbias que las del Pantanoso

Anónimo dijo...

Los dos tercios de la economía uruguaya, compuesta por trasnacionales y gerentes orientales, orientales porque tienen la credencial, lucraron con la permisividad explotadora que les garantizaba la dictadura. Ahora el poder, ese poder oculto tras la gran propiedad mal habida, genera a través de sus medios grandes distractores de forma contínua, ante la decisión en marcha de eliminar de raíz la ley de caducudad. El presidente cumple su rol y gobierna, acaso molesta y organizan lo sucio de la noticia instrumentada, por esos mismos servicios que ven amenazados su tranquilidad de criminales impunes, porque como funcionarios de aquel estado asesinaron en dependencias de aquel estado uniformado por traidores al artiguismo. Por favor, no vengan a distraernos con esta videoprovocaciones, la gente sabe discernir.

Anónimo dijo...

Y digo yo: ¿nadie le preguntó a "Búsqueda" cómo obtuvo la información y qué fue lo que vieron para describirlo tan precisamente?
¿nadie preguntó por el famoso link?

wozeurey dijo...

Your blog looks nice, even so it would be far better if you’ll be able to use lighter colors too as a professional design. This will make sure that a lot more readers come to check it out.Informative post by the way!

generic nolvadex

G.R.A.B. dijo...

Si, estoy de acuerdo con lo que dijo el yankee. Deberias poner colores claros para poder leer el texto bien, porque de esta forma, con fondo negro y letras blancas, se hace horriblemente denso. Quise leer tu análisis pero la vista no me lo aguantó.

Publicar un comentario